Irnos fue, por lejos, la mejor decisión que podíamos haber tomado en este momento puntual de nuestras realidades, lo que no quiere decir que haya sido fácil. Dejar el ¨nido¨, tu lugar seguro, tu cama, tu baño, tu placard, tu cocina, toda la comodidad conocida -y acostumbrada- la rutina, las mascotas, la zona de confort……Seguir leyendo “IRSE”